17 abril, 2018

ALAIN BADIOU: SPINOZA


BADIOU, Alain. "Spinoza" (Meditación diez), en El ser y el acontecimiento, Manantial, Buenos Aires, 2003, pp. 131-140.

«Quicquid est in Deo est» o: todas la situaciones tienen el mismo estado. Ética, libro I

Spinoza tiene una aguda conciencia de que los múltiples presentados –que él llama «cosas singulares»  (res singulares)— son, en general, múltiples de múltiples. En efecto, una composición de múltiples individuos (plura individua) es una sola y misma cosa singular; basta para ello que esos individuos concurran en una única acción, es decir, sean simultáneamente la causa de un único efecto (unius effectus causa). Dicho de otro modo: para Spinoza, la cuenta-por-uno de un múltiple, la estructura, es la causalidad. Una combinación de múltiples es un múltiple-uno, por ser ella lo uno de una acción causal. La estructura es elegible retroactivamente: lo uno del efecto valida lo uno-múltiple de la causa. El tiempo de incertidumbre de esta legalidad distingue a los individuos, cuyo múltiple, que se supone inconsistente, recibe el sello de la consistencia a partir del momento en el que se señala la unidad de su efecto. La inconsistencia, o disyunción, de los individuos es entonces considerada como la consistencia de la cosa singular, una y misma. En latín: la inconsistencia es plura individua; la consistencia, res singulares. Entre las dos, la cuenta-por-uno es unius effectus causa, o una actio.



No hay comentarios.: